Televisión y violencia

Los niños que no ven modelos agresivos en la vida real suelen verlos en la TV.

Diferentes investigaciones sugieren que los niños reciben más influencia de los modelos de violencia que aparecen en las películas y series de la TV que en su propia vida.

Los niños que ven violencia en TV se comportan más agresivamente consigo mismos. Esta aseveración es válida tanto para niños normales como para aquellos con problemas emocionales.

No se sabe con certeza si la violencia en la TV causa agresión. Sin embargo, la evidencia de un amplio número de investigaciones, incluyendo estudios experimentales y longitudinales (en USA y Europa, por ejemplo), respalda una relación causal entre ver violencia en la TV y actuar con agresividad.

Las investigaciones sugieren que:

  • Los niños que ya tienen una inclinación hacia la agresividad verán televisión más violenta y serán más agresivos después de ver violencia en la TV.
  • De hecho hay fuerte evidencia de que “los niños agresivos ven más TV que quienes no lo son, se identifican más con los personajes agresivos y es más probable que crean que la agresividad que ven en la televisión se refleja en la vida real” (Papalia et all).
  • Pareciera que los niños que ven y reaccionan con agresividad ante la violencia televisiva reciben más castigos que otros niños.

Esta influencia de violencia en la TV puede persistir durante años.

Existen diversas hipótesis acerca de cómo la  violencia que se ve en la TV puede hacer que los niños se comporten más agresivamente,  algunas de ellas apoyadas en los procesos cognoscitivos del niño:

  1. Situación familiar del comportamiento: que convierte las imágenes de la TV en guías de la conducta.
  2. Disposición cognoscitiva: ver escenas de violencia en TV puede estimular las asociaciones con ideas y emociones agresivas; éstas asociaciones vuelven a la memoria cuando un niño se siente frustrado, atacado, dolido o se halla en una situación de stress y disponen, o preparan, al niño para responder agresivamente.
  3. Cuando los niños ven violencia en TV, pueden asimilar los valores que se presentan y llegar a considerar la agresión y la violación de la ley como un comportamiento aceptable.

Los niños, al ver a héroes y villanos en TV lograr lo que quieren por medio de actos violentos, pueden volverse menos sensibles al dolor que resulta de la agresión en la vida real. Por ejemplo, es más probable que quebranten las normas, o que sean menos cooperadores para resolver diferencias.

En éste sentido, la cultura y el entorno social en que se desarrolla el niño ejercen gran influencia.

Los personajes de la TV sirven de modelos a seguir, es decir, los niños imitan su comportamiento.

Los niños se identifican con el héroe, con el protagonista o protagonistas del programa televisivo y, entonces, actúan como ellos.

TV y Obesidad:

Los niños que ven mucha TV tienden a tener índices de metabolismo más bajos que otros niños más activos, exponiéndose al riesgo de la obesidad.

Quienes ven demasiada TV también presentan la tendencia a “picar” más y a comer más comida “chatarra”, especialmente con muchas calorías y que se ven en los anuncios comerciales de la TV,  además de que llevan una vida más sedentaria.

Algunos importantes estudios realizados en USA con niños y adolescentes en edad escolar, cada hora diaria que se pasa viendo TV conduce a un aumento del 2% en el predominio de la obesidad.